Comparte en:

"Llámenme loco, pero podemos ser campeones"

Redacción CUBO


BRUSELAS, Bélgica.- Pese a que puede considerarse una total locura, el capitán Andrés Guardado aseguraquelaselección de México puede ser campeona del Mundo en Rusia 2018. 

En conferencia de prensa ofrecida previa al partido amistoso frente a Bélgica, el volante del Betis de Sevilla afirma: "Me juzgarán de loco, pero si pasamos del quinto partido, entonces el techo ya no existe". 
Para el mediocampista r surgido del Atlas de México, las seis eliminaciones de México en octavos de final en Mundiales son fantasmas del pasado'' y consideró que "la ambición de México está muy clara. Se habla mucho de hacerun Mundial diferente y de por fin quitamos todos los fantasmas del pasado y poder no sólo pasar del quinto partido, sino poner el listón todavía mucho más alto". 
TRAS AL QUINTO PARTIDO, EL TECHO NO EXISTI Guardado afirmó que el quinto partido es una obsesión y una vez conseguido, se puede pensar en cosas grandes. 
"Una vez que se consiga, por obsesión o por lo que sea, el techo no existe. Si somos capaces realmente de dar ese paso importante, porque por historia no lo hemos conseguido, el objetivo es lo más alto que existe y ojalá podamos llegar hasta la final y ser campeones. Muchos me juzgarán de loco pero si no vas a una competición a buscar ser campeón entonces ¿a qué vas?". 
VALORA DUELO Sobre el encuentro contra Bélgica, el capitán mexicano afirmó que el tricolor no va a renunciara su estilo, pese a enfrentar a un equipo que está once lugares por encima en el ranking mundial y hacerlo como visitante. 
"Vamos a pelear la posesión a Bélgica, y no vamos a renunciar al estilo y a las cualidades que tenemos. Somos un equipo que su fortaleza no es el juego aéreo, el juego directo, el tirarse todos atrás. 
Somos jugadores que nos gusta tener la pelota y vamos a tratar de imponer nuestras cualidades". 
Guardado afirmo que Bélgica es un equipo de gran nivel, y que México no tendrá un partido fácil en el Estadio Rey Balduino. 
"Sabemos que va a ser muy difícil porque ellos también apuestan por lo mismo y tienen jugadores de muchísima calidad. Es el gran reto que tenemos, y precisamente por eso se buscan ese tipo de partidos y ese tipo de rivales, que nos sirven para ver en qué nivel estamos y en qué medida podemos competirles al tú por tú". 

Artículos relacionados