Comparte en:

Pese a negro historial, Sacyr es consentido de la adjudicación directa

Redacción CUBO

El consorcio español Sacyr reportó en junio pasado pérdidas por más de 124.3 millones y una deuda de más de 3 mil 719 millones de euros; en México, luego de la eliminación de sus más cercanos competidores, su carta de presentación como consorcio, fue ganar la licitación del tramo 915 kilómetros de la carretera Pirámides-Tulancingo-Pachuca en julio, y ahora va por el centro intermodal de transporte del nuevo aeropuerto internacional, concurso en donde también ya fue retirado su principal rival. 
En el país, a través de su filial mexicana Sacyr Construcciones, se ha adjudicado de manera directa 11 contratos de los 17 que tiene con el gobierno federal, principalmente con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). 
De acuerdo con el portal de Obligaciones de Transparencia, 13 contratos son con la SCT, incluidos los 11 de adjudicación directa, la mayor parte de ellos en Veracruz desde 2013 (bajo el gobierno de Javier Duarte) a la fecha, para obras de rehabilitación de caminos, reconstrucción de superficies de rodamiento por un monto de más de 180 millones de pesos.
La licitación para el tramo carretero la obtuvo junto con Sacyr Concesiones, Sacyr Concesiones México, Sacyr Operación y Servicios, y el Grupo Constructor e Inmobiliario Quarzo, por un importe de 3 mil 929 millones 850 mil pesos a diez años. "De acuerdo con el acta del fallocuatro ofertas económicas fueron desechadas, por lo que quedaron únicamentela deSacyryla del consorcio encabezado por Epccory Aldesa Construcciones", informó la Dirección General de Conservación de Carreteras de la SCT. 
Sacyr, además, tiene en México varios proyectos en marcha, uno de ellos la cimentación del Centro de Transporte Terrestre del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y el primer tramo de la Línea 3 del Tren Ligero de Guádalajara (del primero se conocerá el fallo el próximo viernes 3 de noviembre), a las que se suman los proyectos hospitalarios en Querétaro y Ciudad Acuña (Coahuila) y las subestaciones eléctricas en el estado de Puebla y la ciudad de Monterrey. 
Se encargará por licitación ganada de la construcción del Hospital General de la Delegación Regional Sur de Ciudad de México del Issste, que requerirá una inversión inicial de casi 92 millones de euros (estimado de 108 millones de dólares). Iniciará la obra a finales de este año y se prevé que finalicen en la segunda mitad de 2019 (Con información de Milenio).

Artículos relacionados