Comparte en:

Salarios profesionales, los castigados tras incremento

Redacción CUBO

La decisión de no otorgar el incremento de 10.45 por ciento a los salarios profesionales, es decir de trabajadores que no están sujetos al Salario Mínimo General (SMN), sino sólo 3.9 por ciento, ampliará la precariedad laboral que se vive en México e incentivará la informalidad en el país, coincidieron especialistas. 

Precisaron que la medida tomada por el Gobierno Federal y los sectores de la producción, así como por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) dará la estocada final a la clase media, que ya de por sí se está perdiendo, y el incremento general de 8.36 pesos agrandará la brecha de pobreza que ya viven los mexicanos, toda vez que desde agosto pasado el salario mínimo quedó pulverizado frente a la espiral inflacionaria donde los precios suben como la espuma. 
El incremento no favorece a los trabaj adores de salario mínimo profesional, por ejemplo, en la tabla de Salario Mínimo General un albañil tiene una percepción de 110.64 pesos diarios, pero en lugar de recibir 11.10 más, tomando en cuenta el 10.4 por ciento que señalan las autoridades sólo tendrá 4.31 diarios extra. 
Mencionaron que la operación que se realizó dejando fuera a los profesionales sienta un grave precedente, ya que sólo favorece los designios de la Reforma Laboral, seguir protegiendo a las outsorcingo empresas terciarias de contratación. 
En entrevista con CAPITALMEDIA, el investigador del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la UNAM, David Lozano, precisó que al quedar excluidos los profesionales de ese "raquítico" incremento de 8.36 pesos, a partir del 1 de diciembre en nada ayuda a incentivar a la economía nacional, ya que sus trabajadores no tienen poder de compra ante la escalada de incrementos. 
Por su parte, Alfredo Elizondo Rosales, coordinador de Proyectos del Centro de Análisis e Investigación Gesoc, coincidió en que en general, para quienes perciban 10.45 por ciento o 3.9 por ciento es insuficiente, al no llegar a la meta de cubrir las necesidades elementales, como la canasta básica. 
"En las adecuaciones de la última reforma laboral se permitía esta modalidad, lo que además conlleva a no tener otras prestaciones como seguridad social y acceso a servicios médicos, lo que afecta mucho a los trabajadores". ?

Artículos relacionados