Comparte en:

Optan mexicanos por 'camionetitas'

Redacción CUBO

A pesar de que la mayoría de los modelos consumen más combustible, a los mexicanos les creció el gusto por comprar más una pequeña camioneta que un auto compacto. 

En México, el parque automotriz está dominado por autos compactos y subcompactos, pero este año los consumidores están virando sus preferencias hacia camionetas crossover, deportivas (SUV) y pequeñas utilitarias De confirmarse este cambio, la demanda de este tipo de modelos, tanto en EU, que es el destino al que más se exporta, como a México, causará que las armadoras realineen su capacidad productiva, consideró Guido Víldozq, especialista del sector automotriz de la consultora IHS. 
La categoría más vendida en México, en el periodo de enero a noviembre de 2017, sigue siendo de automóviles subcompactos, pero este año su ventas cayeron 6.5 por ciento, según datos de la Asociación Mexicana de Distribuidoras de Automotores (AMDA). 
Hasta 2016, la segunda categoría más vendida eran los compactos;, pero a partir de 2017 la categoría de multiusos está ocupando este sitio y con 276 mil unidades vendidas en este periodo creció 7.8 por ciento. 
El segmento multiusos, definido así por la AMDA, incluye a todos los camiones ligeros para pasajeros, como las crossover, SUV y vans o familiares. 
"El segmento de vehículos multiusos ha mantenido un comportamiento muy favorable, que se explica en buena medida por los lanzamientos y la competencia del segmento. 
"Al mercado han entrado camionetas de menor tamaño y menor precio, que compiten con los autos compactos A un mismo nivel de precio está la opción de un auto sedán o un hatchback compacto a una camioneta deportiva", explicó Guillermo Rosales, director de AMDA Por ejemplo, entre los autos compactos más vendidos en el País están el Versa, de Nissan, con un precio que comienza en 179 mil pesos en su versión más austera y 265 mil en la más equipada; el Jetta de Volkswagen, que va entre 259 mil pesos a 372 mil; o el Mazda 3, en un rango entre 280 y 370 mil pesos. 
Mientras, en el segmento de los multiusos, la Kicks de Nissan comienza en 287 mil pesos y puede llegar a 364 mil pesos; la Trax de Chevrolet va entre 265 mil y 388 mil pesos, y la Duster de Renault está entre 255 y 326 mil pesos. 
Una camioneta pequeña puede gastar más gasolina que un auto compacto, porque con todo y que ambos modelos tengan motores de cuatro cilindros, el peso de la unidad impacta en el consumo de combustible, pero esto no pesa al elegir un vehículo. 
Rosales comentó que el comprador en lo primero que se fija es en el precio, después en las prestaciones —nivel de equipamiento así como condiciones especiales de compra— y luego el consumo de gasolina Entre enero y noviembre de 2017, en el País se fabricaron un millón 715 mil camiones ligeros, que incluye transporte y caiga, un incremento de 25_2 por ciento, según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA). 
Esta cantidad equivale al 48.6 por ciento de los vehículos que se produjeron en México este año. En 2016, a las camionetas correspondía 42.5 por ciento del total (Con información de Reforma).

Artículos relacionados