Comparte en:

Lanzan Pooly app para dar servicio de aventones

Redacción CUBO

“Movilidad con seguridad” es la misión de Pooly, una aplicación que busca ayudar a los capitalinos a moverse en la ciudad al compartir su coche durante sus trayectos.

Para utilizar este servicio de aventones, una persona solo tendrá que ingresar a la aplicación, encontrar un coche que vaya a pasar cerca de él y marcar un punto de encuentro para abordar el automóvil.

El objetivo de la aplicación es que el conductor del coche nunca se tenga que desviar de su ruta habitual, por lo que en el mapa solo saldrán los vehículos disponibles a 2 km a la redonda y la persona tendrá que caminar hacia el punto de encuentro.

Cada viaje tiene un costo de 16 pesos por traslado, y tanto los dueños de los coches como los usuarios deben cumplir con tres requisitos básicos: tener un empleo fijo, delimitar un horario para realizar viajes y marcar una ruta que utilice frecuentemente.

Quien desee registrarse para utilizar el servicio, debe proporcionar datos personales, entre ellos, número del IMSS y su Clave Única de Registro de Población.

Para comprobar que los registrados sí trabajan donde aseguran hacerlo, Pooly también pide que entreguen una carta de la empresa en la que laboran firmada por una persona del área de recursos humanos.

Ayer, durante la presentación de la aplicación, el arquitecto Julio Ortega, director y creador de la empresa, aseguró que esta iniciativa surge como solución al problema del tráfico de la ciudad, donde una persona invierte 3.5 horas al día en traslados.

Ortega aseguró que trabajarán de la mano con Raon, una empresa que se encarga de verificar los datos de los usuarios que se registren en la aplicación con información oficial.

Con Pooly, Ortega y su equipo buscan disminuir el número de vehículos que circulan en las calles y avenidas de la capital, ya que en promedio viaja 1.2 personas por coche en los 6 millones de autos que se mueven diariamente.

A diferencia de Uber, esta plataforma no va a contratar choferes, las personas que manejan los autos son ciudadanos comunes que ofrecen su unidad para llevar gente y reciben vales de gasolina a cambio.

Ortega aseguró que la app al no ser un servicio ni público ni privado sino un programa de auto compartido, al estilo de un “favor”, los reglamentos de la Secretaría de Movilidad no aplican para ellos.

El pago de 16 pesos por viaje se hará con una tarjeta de crédito o débito, que la persona registrará al darse de alta en la aplicación.

Como parte de sus servicios, Pooly buscará ofrecer un seguro de Responsabilidad Ciudadana a todos los usuarios con la empresa Quálitas, y brindará apoyo a los conductores a través de la firma IKE Asistencias.

Ortega resaltó que el servicio no surge como una opción para generar un ingreso extra, y que todos los dueños de los coches pueden darse de alta, pero no serán considerados como empleados.

La aplicación ya está disponible y cuenta con cerca de 50 usuarios desde la semana pasada, se puede descargar para IOS y Android y el registro es gratuito.(Con información de Milenio)

Artículos relacionados