Comparte en:

Privatizar la vida... los negocios del Gobierno

Por Tina Romero Rosas @Ti_Modotti

(Parte II)

A raíz del sismo del pasado 19 de septiembre ha salido a la luz el negocio de la construcción en la Ciudad de México, un negocio que lleva años aprovechándose, a tal grado que los espacios públicos que caen en manos de los empresarios tienen el aval jurídico. 

-Ley a modo

El gobierno de la ciudad ha facilitado el camino de la imposición mediante las leyes, y es por ello que con el fin de ceder espacios públicos a los empresarios se apegó a la figura jurídica denominada Sistemas de Actuación.

Desde el año de 1996, los Sistemas de Actuación se encuentran contenidos en la Ley de Desarrollo Urbano del Distrito Federal, y son los sistemas que se pueden vincular para llevar a cabo acciones de desarrollo urbano en la Ciudad; se dividen en Sistemas de Actuación por Cooperación, Sistema de Actuación Privado y Sistema de Actuación Social. 

Es en la Ley de Desarrollo Urbano del Distrito Federal del año 2010, en su artículo 77, donde se incluye la participación de la sociedad en los proyectos urbanos que se emprendan. 

Y dice: “La Administración Pública promoverá y apoyará equitativamente la participación social y privada en los proyectos estratégicos urbanos…Asimismo, respetará y apoyará las diversas formas de organización, tradicionales y propias de las comunidades, en los pueblos, barrios y colonias de la Ciudad, para que participen en el desarrollo urbano bajo cualquier forma de asociación prevista por la Ley”. Sobra decir que este artículo no se cumple. Aquí algunos ejemplos.

-Azcapotzalco

En esta delegación se emprendieron mega proyectos bajo la figura de Sistema de Actuación, donde se han desincorporado predios que han sido pasados a manos de empresarios, en este caso a Guillermo Salinas Pliego, quien encabeza el Grupo Avalanz.

En esta demarcación se proyectó el Foro-Estadio Azcapotzalco, un desarrollo comercial, económico, cultural y de entretenimiento; pero fue cancelado debido a la presión social que ejercieron los vecinos quienes pidieron se les tomara en cuenta e informara sobre el impacto que tendría éste complejo en su entorno. 

No obstante, un caso de éxito empresarial fue la construcción de la Arena Ciudad de México, que sí fue incluida en el Plan Delegacional de Desarrollo Urbano, pero que se edificó bajo la opacidad y sin consulta pública. 

-Centro Histórico

El 23 de febrero de 2014 el periódico Excélsior publicó que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal junto con el INAH entregó en el año de 2013 a la organización de comerciantes informales de Julio Rico la Plaza Alonso García Bravo, donde fueron construidos 50 locales que darán paso a lo que llamaron Plaza de la Belleza. Pero, hay que mencionar que este espacio estaba catalogado por el Programa Parcial de Desarrollo Urbano para la delegación Cuauhtémoc como: Espacio Abierto, reservado para parques, plazas y jardines públicos.

-Chapultepec

La historia no cambia para ésta zona de la ciudad, el 20 de agosto de 2015 el periodista Humberto Musacchio denunció que el gobierno del extinto Distrito Federal buscaba construir un segundo piso sobre la avenida Chapultepec, para lo cual cedería a privados el tramo de dicha avenida que va de Circuito Interior a la Glorieta de Insurgentes, y así dar pie al inicio del proyecto urbano Corredor Cultural Chapultepec. 

Con esto, se ejemplifica que los espacios públicos dejan de ser espacios de igualdad y se desdibujan, así la ciudadanía pierde un espacio más de libertad y cohesión social, quedando subordinada al Gobierno y los empresarios. 

 

 

Artículos relacionados