Comparte en:

El dictador hondureño: Juan Orlando Hernández

Carlos Candelaria @Candelaria_ _ _

En 2009 Honduras perdió la pizca de democracia que lo hacía un país autónomo, libre y soberano, cuando sufrió un golpe de estado. Ahora, de nueva cuenta, este país americano sufre los embates de una tiranía

Es difícil opinar sobre el ejercicio político que se gesta en otro lugar de este mundo, pero lo que no debemos permitirnos, es ser omisos ante el sufrimiento por el que pasa en estos momentos el pueblo hondureño. 

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras, tirano y dictador, ha generado una profunda crisis en ese país. El Tribunal Supremo Electoral planeaba renunciar al escrutinio de más de mil boletas faltantes y revisar los resultados el pasado sábado, aunque era incierta la posible participación de la oposición.

Orlando Hernández ejecutó una estrategia para perpetrarse en el poder y pisotear la democracia en ese país. La gente enardecida se volcó a las calles a pedir justicia y restaurar un proceso para elegir un nuevo destino para Honduras. 

El Partido Nacional, titiritado por Juan Orlando, ha logrado cerrar los caminos del recuento y de la democracia, al candidato Salvador Nasralla, que abandera al Partido Alianza de Oposición, quien asegura haber ganado por más de 200 mil votos. 

Nasralla declaró: “Nuestro triunfo ya hemos demostrado que ni siquiera es por 200 mil, es un triunfo por más de 200 mil votos que se considera que en las actas que llegaron el día domingo y que ya mostraba una diferencia a mi favor de 118 mil votos, aún la diferencia mía era mayor, así que, nosotros ir a un escrutinio especial de mil actas no tiene sentido porque el problema no es con mil actas el problema es con 18 mil actas". 

Es importante pronunciarse por este acto atroz, que pone en riesgo la tranquilidad y la vida de aproximadamente nueve millones de hondureños. 

Hagamos que el mundo volteé a ver este fenómeno e impidamos a toda costa que en pleno siglo XXI, existan resquicios de intolerancia, autoritarismo y abuso de poder en el planeta.

La policía hondureña se promulgó en huelga para no continuar mancillando los intereses de la sociedad. A una sola voz se escucha el grito de fraude que retumba en todo el país.

Orlando Hernández debe hacerse a un lado y dar paso a la democracia, a menos que el tema esté polarizado y fuerzas extranjeras muevan los hilos para lograr desestabilizar a esa nación.

“Estamos abiertos a que se coteje, a que se revise, una, dos, tres, las que sean. No tenemos ningún problema porque nuestro partido tiene documentado todo el proceso electoral como la ley se lo permite”, así informó Juan Orlando, sin embargo todo tiene tintes de mega fraude.

Somos solidarios con Honduras y México debe estar pendiente para que en dado caso Enrique Peña Nieto, Presidente de la República y compañía, pretendan hacer lo mismo en nuestro país.

¡Ups! Mancera asegura que no vivimos en un narcoestado. Mientras que el gobierno federal prepara toque de queda en Guerrero, Oaxaca y Veracruz. Como siempre el Jefe de Gobierno anda en las nuves…

Artículos relacionados