Comparte en:

El descaro de Víctor Romo (Morena, la recicladora)

El Diablo 

El salto de Víctor Hugo Romo a Morena no descansa en un argumento de corte ideológico sino de intereses personales y económicos. 

Electo por el PRD como Jefe Delegacional hace un trienio y ahora como diputado local, Romo quiere volver a gobernar la demarcación Miguel Hidalgo y convertirse en su primer Alcalde.

Su trienio como delegado estuvo envuelto en escándalos y presuntos. Promesas incumplidas y expectativas que terminaron en nada. 

En su carta de renuncia al PRD, asegura que el partido que lo hizo crecer políticamente perdió el rumbo y se alió al PAN, partido de derecha antagónico al pensamiento de izquierda.

Lo que no critica Romo es que Morena también tiene su alianza derechista con el Partido Encuentro Social.

Pero el diputado, en realidad, quiere volver a tener su mina de otro y evitar que el PRD-PAN le cobren facturas, que hasta ahora no ha logrado concretar Xóchitl  Gálvez, quien lo califica como corrupto.

Se sabe que el poder de Romo en la demarcación se hizo al amparo de una Administración opaca y de “cochupos“. Incluso su operador político David Razú vivió en un edificio irregular y que cuando se descubrió representó su derrota como candidato a la delegación.

Ahora, Romo promete a Morena ganar la delegación, invertir sus propios recursos a cambio de candidaturas en distritos electorales. El acuerdo es sumar la mayor cantidad de votos presidenciales al abanderado Andrés Manuel López Obrador, sin importar que él pierda.

La posición de Romo toma sentido cuando este mismo martes se dieron a conocer los nombres de algunos candidatos de Morena a las alcaldías.

Por ejemplo, Morena reveló a los coordinadores: en Azcapotzalco va Vidal Llerenas; para Cuauhtémoc será Néstor Nuñez, en Coyoacán es María Rojo, quien ya ha gobernado también con las siglas del PRD.

Para las delegaciones Cuajimalpa se designó a Paola Félix; en Benito Juárez estará el polémico Fadlala Akabani, quien ya gobernó con el PAN, y en Gustavo A. Madero encabezará Francisco Chiguil Figueroa, quien ya gobernó con PRD.

Víctor Romo apuesta todo el capital político que le queda en esta elección, pues sus posiciones se agotan y su grupo político ya está metido en Morena, con más manos y pies que él mismo.

Artículos relacionados