Comparte en:

La tormenta perfecta vs los ciudadanos en 2018

Ricardo Galguera @luirigal

Comenzamos el 2018 y no se ve nada halagador, la inseguridad y violencia desbordada, el índice delictivo cada vez más alto, autoridades cada vez más incompetentes, la persecución del delito casi nula, autoridades penales abominables, el sistema de administración de justicia casi fallido y servidores públicos cada vez más corruptosque piensan que la administración pública es de su patrimonio privado.

Y si a lo anterior sumamos el costosísimo sistema de partidos políticos que en el presente año le costaráa los mexicanos más de 4 mil millones de pesos,los cuales se pelearán el poder en el proceso electoral más complejo por muchos años, ello haceLTormenta Perfecta Vs los Ciudadanos.

En efecto, comenzaremos el año con el proceso electoral 2018 ya en marcha, el cual se estima será el más complicado en comparación con otros sexenios, donde los partidos políticos, como es su naturaleza, pelearán el todo por el todo y a costa de todo. Donde tenemos que la fase de precampañas ya comenzó y con ello la fiesta de spots que nada abonan a la democracia, esto es, se tiene que los aspirantes a candidatos a la Presidencia de la República, entre otros, nos atiborrarán con sus spots repitiendo una y otra vez lo mismo, para enseguida comenzar sus campañas formales ya convertidos en candidatos oficialescon más spots,más lo que se sumen de candidatos a Alcaldes, Gobernadores, de Diputados y Senadores; la locura total en busca del valioso y sacramental voto requerido para ganar o perder a costa de lo que sea, y lo peor de todo, a costa de labuena fe de los ciudadanos.

Por lo que en ese sentido, los ciudadanos debemos estar preparados para todos los escenarios nacionales muy probables,de lo que considero será “La Tormenta Perfecta Vs los Ciudadanos en el 2018”, donde para empezar como ya lo comento habrá elecciones competidas, muy reñidas y no sé qué tan leales;donde es probable que se cometan cualquier tipo de irregularidades tanto por ciudadanos que no les interesa la democracia y su futuro, como por algunos funcionarios que desean mantener el “estatu quo” de la corrupción e ilegalidad; así como por todos los partidos y sus Gobiernos que con tal de ganar el gran pastel pasarán por encima de las reglas electorales que ellos mimos diseñaron por medio de sus legisladores; y donde la impunidad seguramente no cambiará, la pobreza extrema no se inhibirá, la violencia del crimen organizado seguramente continuará de forma paralela a las mismas elecciones,y donde incluso nuestro país estará sujeto a escenarios internaciones nada favorables ante la depreciación del peso mexicano y por ende el aumento de precios, y las políticas anti mexicanas del Presidente Trump.

Siendo que como cereza en el pastel de la tormenta, serán los resultados electorales presidenciales, donde desde mi punto de vista, si cualquier candidato no gana con toda claridad y un margen considerable de votos, su legitimidad nuevamente estará en duda; por lo que entonces la pregunta que me surge es, si quien pierda (candidatos y partidos) serán tan demócratas para respetar los resultados institucionales de las autoridades competentes, o si estaremos en presencia de un conflicto post electoral difícil de resolver que nos lleve a poner en riesgo la estabilidad nacional, la que sea.

De tal suerte que por todo lo anterior como propósito de año, quisiera saber si los políticos mexicanos en tanto compiten en las elecciones, mínimamente atenderán alguna de tantas problemáticas, o si nuevamente tendremos que esperar a los nuevos gobernantes y sus nuevas políticas para que desde cero probar si son funcionales, si de verdad harán cambios, si de verdad combatirán la corrupción o se seguirán robando el dinero de los mexicanos, si la administración de justicia mejoraráde forma apremiante conteniendo al delito,en consecuencia si podremos ir a denunciar un simple robo del cual estaremos tranquilos que noquedará impune y mucho menos cualquier delito grave.

O si de plano mejor reconocer aunque nos duela, que una vez más el voto ciudadano solo es utilizado cada elección, engañado y ultrajado en su confianza yentonces esperar que alguna vez alguien de verdad lo respete y cumpla, dada el letargo mexicano para reclamar y exigir en política lo que se está haciendo mal.

 

Artículos relacionados