Comparte en:

Advierten ejecución extrajudicial en Temixco Morelos

Redacción CUBO

En la audiencia de vinculación a proceso contra cuatro detenidos por el multihomicidio perpetrado en el municipio de Temixco la madrugada del pasado 30 de noviembre, cuando seis integrantes de la familia Valdez Chapa murieron a manos de policías estatales, el juez Job López Maldonado ventiló ayer una serie de irregularidades y la posible siembra de evidencias por parte de los agentes que participaron en una supuesta operación ese día. 
El juez determinó que la puesta a disposición de los cuatro detenidos -pertenecientes a la familia Valdez Chapa- por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y del mando único del gobierno estatal no coincide con la versión de los oficiales, ni con los informes de criminalística de campo ni con los dictámenes periciales presentados por la Fiscalía General del Estado (FGE). 
Entre las irregularidades en que incurrieron los policías destaca que declararon haber encontrado la puerta abierta del domicilio de la calle Francisco I. Madero, donde se cometió la matanza, pero los peritos de la FGE constataron que los accesos estaban forzados, como exhibió el juez. 
Los informes de criminalística de la FGE concluyeron que se alteró el escenario de los hechos, es decir, la vivienda donde asesinaron a seis personas y aprehendieron a cinco, entre ellas un menor de edad. En total hubo siete detenidos; tres fueron liberados el sábado anterior. 
"Evidentemente la alteración del lugar de los hechos fue hecha por elementos policiacos", manifestó el juez. Dijo también que las armas entregadas por los agentes que supuestamente participaron en la operación de ese día no corresponden con ninguno de los 56 casquillos localizados en la casa. 
Mencionó que "de manera sorprendente", las pruebas de rodizonato de sodio resultaron negativas tanto para los cinco agentes señalados por el comandante del mando único (Alberto Capella) como participantes en la operación como para los cuatro adultos acusados de tentativa de homicidio contra los policías estatales. "¡Ahora resulta que nadie disparó un arma!", expresó el juez. 
Al no encontrar evidencia científica que comprobara la presunta participación de los cuatro integrantes de la familia Valdez Chapa en el supuesto intento de homicidio contra los uniformados, resolvió no vincularlos a proceso (Con información de La Jornada)

Artículos relacionados